El comercio tradicional se enfrenta a una particular disrupción digital y tecnológica. Mientras sus ventas y su crecimiento parecen estancados, sus competidores en el comercio electrónico seducen cada vez a un mayor número de usuarios. En Argentina, según cifras de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el comercio electrónico creció un 47% en relación al 2018, lo que implica una facturación del eCommerce de $229.760 millones en 2018. Además 90% de los adultos argentinos conectados ya compró online alguna vez, representando 18,3 millones de personas.

Atraer y conseguir que los clientes acudan a la tienda física es un desafío importante para las grandes cadenas. No se trata solo de que el comercio electrónico sea una opción cada vez más elegida, sino que, en muchas ocasiones, los consumidores pasan por delante de las puertas de las tiendas con los ojos fijos en sus teléfonos inteligentes. ¿Estamos viviendo un punto de inflexión?. Aquí, les presento 10 claves para la transformación digital del sector:

Orientado a los datos: Nos desplazamos hacia un modelo de negocio centrado en el valor analítico de los datos y en la detección de patrones ocultos invisibles al ojo humano.
Los datos de los clientes obtenidos en tiendas online y físicas se convierten en información capaz de anticipar las tendencias y cambios en los consumidores; y ofrecer productos, soluciones y experiencias personalizadas.

La red, un aspecto clave del retail inteligente: Las bases del presente y del futuro del retail se construyen en su red porque implica ofrecer más servicios disponibles a los consumidores en las tiendas como acceso a internet y aumentar la inteligencia en relación a las preferencias del consumidor para ofrecer servicios personalizados. Para lograr todo esto, se vuelve necesario migrar cada vez más tráfico a internet, a servicios de gestión y a ‘business intelligence’ en la nube. Por lo tanto, todos los cambios que el retail está llevando a cabo y los que vendrán demandan una red que esté preparada para acompañarlos, que sea flexible, adaptable, que esté siempre disponible y que ofrezca una integración simple con soluciones de seguridad y conectividad en la nube. Por eso, avanzar hacia redes definidas por software (SD-WAN) es un paso esencial que el retail debe dar.

Inteligencia de ubicación: Las analíticas de datos en movilidad serán clave tanto para la ubicación perfecta de la tienda como para la mejora en el diseño del interior, con el objetivo de maximizar las ventas.

Conectividad de alta calidad a bajo costo: cuidar los costos y controlar en qué invertir el dinero es clave para el retail. Pero la conectividad es algo que no se pueden permitir resignar. Cuando se necesita tener conectividad de calidad 24/7 existen diferentes métodos para lograrlo, por ejemplo agregar enlaces MPLS, 3G, 4G pero esto puede ser costoso. SD-WAN permite balancear el tráfico entre las diferentes redes garantizando que siempre contarán con conectividad óptima, sin costos elevados de por medio.

Click y Mobile: Nuevos conceptos como el mobile-commerce o automation-commerce están revolucionando el comercio electrónico, que ya tiene dos protagonistas: el Smartphone y la Inteligencia Artificial predictiva.

Retail infinito: Nace la era de un retail omnicanal, ubicuo e infinito que satisface a un cliente que demanda un proceso de compra continuo al pasar de un canal a otro.

Stock 4.0: La aparición de modelos como el dropshipping hacen realidad la venta de productos sin necesidad de disponer de stock físico en un almacén, gracias a la creación de acuerdos y negociaciones entre fabricantes y mayoristas.

Atención al cliente digital: La eliminación de las barreras físicas y temporales con la tecnología ha mejorado el servicio de atención al cliente con herramientas como los bots o las redes sociales, que dan solución a dudas o reclamaciones de manera más inmediata y eficaz.

Social Retail: Las grandes marcas utilizan las redes sociales como parte de su estrategia multimedia, impulsando nuevos procesos de compra que motivan la participación de los seguidores, además de influir, marcar tendencias y hacer recomendaciones a los consumidores.

Pick up & Venta: Como resultado de la creciente demanda de entregas más rápidas, se están multiplicando los puntos de recogida independientes al producto vendido, lo que implica la oportunidad de nuevas ventas derivadas con la presencia del cliente en la tienda, aunque simplemente sea para recoger un paquete.Por Leandro Laporta, Director de Arquitectos de Soluciones y Alianzas para América Latina de Orange Business Services.