Apenas instalada, la cámara comienza a grabar en forma automática enviando la información a una Nube Segura. La misma incluye una lente gran angular HD, con imágenes de alta definición, incluso en visión nocturna y con hasta 10 metros de alcance. Envía alertas por movimiento al celular e incluye audio, lo que permite además escuchar todo lo que sucede en forma remota, desde cualquier lugar del mundo.

“Desde Nubicam, lo que buscamos es facilitar el acceso a la tecnología, cualquiera debería poder instalar una cámara en su casa, en segundos, sin tener que contactar al técnico o gastar dinero extra. Con este concepto creamos NUBICAM y lo reforzamos con un excelente equipo de soporte para asegurarnos que la experiencia sea muy positiva”, aseguró Ivan Saubidet, CEO de Nubicam. La seguridad fue desde un inicio uno de los pilares fundamentales para el diseño del producto. “Incorporamos un túnel encriptado para la trasmisión de los datos”, agregó Hernán Gips, CTO de Nubicam.

En el mercado internacional de “Internet of Things” (IOT), los productos que están logrando verdadera adopción son aquellos que responden a necesidades concretas de las personas. Por ello, desde Nubicam nos enfocamos en encontrar esas necesidades y contamos con diversos clientes. “Tenemos clientes preocupados por sus padres mayores que viven solos, padres que salen a trabajar y tienen que dejar a sus hijos al cuidado de otros, viajeros frecuentes o trabajadores que están todo el día fuera de sus casas y profesionales o comerciantes preocupados por el control y la seguridad de sus locales”, comentó Jésica Signorelli, Gerente de Marketing de Nubicam.