Nuevas cavas Midea

Midea, el mayor fabricante mundial de electrodomésticos, y Caballero de la Cepa, el reconocido vino de la finca Flichman, forman una alianza de exquisito sabor para presentar las nuevas cavas Midea.

Caballero de la Cepa nació Argentina hace más de medio siglo. En el año 2016 fue relanzado con una nueva imagen sofisticada para los caballeros de ahora. Por su parte, Midea, es líder mundial en la fabricación de electrodoméstico de alta gama con diseño de vanguardia. Esta unión representa la conjunción del clásico buen sabor de un vino de calidad con lo último de la tecnología.

Actualmente, destapar un vino implica celebrar una buena noticia, compartir buenos momentos o simplemente disfrutar de los pequeños placeres. Las cavas Midea permiten crear buenos recuerdos al conservar en óptimas condiciones los sabores de los mejores vinos.

Para esos momentos de goce y disfrute Caballero de la Cepa posee 3 líneas ideales para cada paladar:
Caballero de la Cepa Malbec: la línea clásica, presenta vinos varietales elaborados con uvas de los viñedos ubicados en Barracas, Maipú. Considerada una de las primeras zonas en Mendoza, ofrece vinos frutados, con buena concentración de aromas y tipicidad varietal. Esta línea tiene seis meses de crianza en roble francés logrando un perfil joven y moderno. Su tiempo de guarda son de años.

Caballero de la Cepa Reserva: una línea que cuenta con dos varietales, Malbec y Cabernet Sauvignon. Fue diseñada con el objetivo de expresar la frescura que otorgan los viñedos en Tupungato, Valle de Uco. El resultado son vinos francos y elegantes, con buen equilibrio en boca. Poseen ocho meses de crianza en roble francés otorgando suavidad y longevidad al vino. Tiempo de guarda 6 años.

Gran Caballero de la Cepa: Una de las etiquetas más emblemáticas de Argentina se reinventó para ofrecernos un perfil moderno. Con la frescura y acidez que caracterizan al Valle de Uco, se diseñó un vino fresco y elegante, con taninos sedosos y notas sutiles a cacao y caramelo producto de doce meses de crianza en roble francés. Tiempo de guarda de 7 años.

¿Qué hay que saber para estibar vinos?
Para conservar una buena botella por años es fundamental seguir una serie pautas tales como:
Lo ideal es conservar un mínimo de 3 botellas de un mismo vino. Esto permitirá destapar algunas en diferentes momentos y así comprobar cómo es su añejamiento. Al momento de estibar vinos puedan pasar dos grandes errores abrir un vino antes de tiempo o después de su momento.

Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot y Cabernet Franc son las mejores variedades para conservar porque son uvas que contienen una excelente carga fenólica y concentración, factores responsables de la sanidad dentro de la botella.
Corroborar, con la información que brinda la botella, cuánto tiempo el vino reposó en barricas, fudres o tonel. Cuanto mayor tiempo haya pasado más tiempo se podrá estibar.

Las botellas deben ser guardadas en posición horizontal para que puedan mantener el corcho húmedo y así evitar el ingreso del aire.

La temperatura ambiente debe ser de entre 13º y 16º C.
El diseño de la cava debe permitir retirar una botella sin mover el resto ya que se deben evitar movimiento y vibraciones.
La humedad no debe ser menor al 70%.
Por su parte, las cavas Midea permiten cuidado perfecto y mantienen los sabores intactos gracias a funciones y características tales como:
Ajuste de temperatura ideal: Todos los vinos deben enfriarse si no están a su temperatura de consumo. Las temperaturas más bajas moderan las sensaciones ácidas, los excesos de azúcar y la fuerza alcohólica. Se recomienda 11° de temperatura para los vinos blancos y 16° para los tintos.

Bajo nivel de vibración y sonido: El sonido casi imperceptible y las vibraciones pueden causar sedimentos de las aguas grasas, interferir con el proceso de fermentación o aflojar el sello en el corcho.

Puerta de doble vidrio hermético: Ideal para generar un aislamiento térmico adecuado y proporcionar un lugar oscuro evitando la luz directa que puede oxidar los vinos.

Estantes cromados ajustables: El corcho es un material leñoso que con el tiempo va perdiendo humedad. Esta desecación puede alterar su capacidad de cerrar de forma estanca la botella. Por este motivo, las botellas deben permanecer en posición horizontal para que el corcho permanezca humedecido con el propio vino y no se produzcan fugas.

2018-08-03T19:12:05+00:00